Mitos sobre la gasolina que posiblemente desconozcas

En una gasolinera en Santa Cruz de Tenerife podemos encontrar diferentes clases de combustible entre los que se encuentra la gasolina. Este combustible cuenta con una serie de mitos que mucha gente cree a pie juntillas pero que nada tienen que ver con la realidad.

3 mitos falsos sobre la gasolina

Uno de los mitos más conocidos sobre la gasolina es el de colocarle unos imanes a los tubos de gasolina, con lo que se pretende ahorrar combustible, algo completamente falso, aunque tuvo mucha repercusión hace no demasiado tiempo. Se decía que ionizando el combustible y se aumentaba el rendimiento, pero nunca se hizo una prueba independiente que haya certificado esos beneficios.

También se dice que los coches de gasolina son más peligrosos en caso de que haya un accidente. Hace un tiempo se llegó a decir que en caso de tener un accidente y si se rompe el depósito de gasolina, el coche estallaría, como en las películas, pero no es así. Para que el depósito de gasolina de un coche se rompa en un accidente, la colisión debe ser tan fuerte que los pasajeros del vehículo no hubieran sobrevivido.

Para finalizar, algo que seguramente habréis escuchado en más de una ocasión. Echarle bolas de naftalina al depósito de gasolina hará que el motor vaya mejor. En parte esto es cierto, pero solo si viviésemos en la década de los años 80, cuando la gasolina no tenía demasiado octanaje. Con la naftalina se aumentaba un poco el octanaje pero afectaba a las puntas tóricas de los inyectores, el filtro y la bomba de combustible, etc.